Forum Download app Gifts
100% [Continuar] / Chapter 3: [ Juego & Vida ]

Read [Continuar] - Chapter 3 online

Chapter 3: [ Juego & Vida ]

—Veamos... ¿Por dónde debería comenzar?... Ya sé ¿Recuerdan la habitación oscura y espeluznante?

—No mucho, al despertar me sentía horrible. Sé que había una pantalla gigante en el medio diciendo unas cosas, pero no soportaba el brillo y no lograba entender ni una palabra de lo que decía.

—¿Qué habitación oscura?

—¿No la recuerdas? —Pregunta Tomás sorprendido.

—No, recuerdo muchas cosas a la perfección, pero no recuerdo haber estado en un lugar así antes de despertar.

—Eso es extraño, al manos Sin nombre dice que si estuvo ahí.

—Suficiente con lo de Sin nombre, pero creo saber qué pasó. Cuando me desperté en ese lugar sentía muchas cosas y un increíble cansancio era una de ellas, puede que Michael nunca se despertara en ese momento.

—Hmmm... Supongo que puede ser una posibilidad.

—Entonces ¿tú te sentías completamente normal en ese lugar? —Pregunta Sin nombre intrigado.

—Bueno, estaba algo mareado y tenía la boca seca, pero fuera de eso estaba muy normal.

—Entonces... ¿Qué decía en la pantalla?

—Bueno resumiendo... Hay una clase de guerra, algo sobre traer la paz al mundo... y dijeron algo sobre cómo funcionaba la magia de...

—Espera, espera... Acabas de decir ¿Magia? —Interrumpe Sin Nombre con un mal presentimiento.

—Sí, ¿Tiene algo de malo?

—Genial, justo lo que faltaba. —Exclama Sin Nombre de forma sarcástica ya algo molesto.

—¿Estás hablando en serio? —Pregunta Michael con curiosidad y asombro.

—Supuse que ustedes ya lo sabían, por los cuernos de aquel y el hecho de que yo sea un Elfo ahora.

—¿Elfo? —Pregunta Michael confundido.

—Criaturas de la mitología nórdica. "Originalmente se trataba de una deidad menor de la fertilidad y representados como hombres y mujeres jóvenes, de gran belleza, que viven en bosques, cuevas o fuentes. Se los consideraba como seres de larga vida o inmortales y con poderes mágicos". —Responde Sin Nombre de forma instantánea mientras se alejaba un poco a organizar sus ideas.

—... Sí, eso. —Afirma Tomás algo asustado por lo preciso de su explicación

—Así que somos unos simples soldados forzados a pelear en una guerra que no nos incumbe. —Afirma Sin Nombre alzando la voz.

—Un momento, entonces ¿tenemos poderes? —Interrumpe Michael confundido. —¿Cómo Harry Potter?

—No creo que esa sea la mejor de las comparaciones. —Responde Tomás.

—Y ¿Quién o qué nos trajo aquí? ¿Aliens? —Pregunta Sin Nombre dando la vuelta y con cero entusiasmo por la situación que vivían.

—Fueron... los dioses de este mundo.

—Ohhh... —Dice Michael asombrado.

—Un momento, entonces un grupo de deidades trajeron a la fuerza a varios personas para salvar este mundo usando magia... Si escuchas lo que dices ¿verdad? ¿Tienes la mínima idea de lo absurdo que suena eso? Parece la premisa de una mala serie de fantasía de bajo presupuesto.

—Lo dice el tipo de piel azul y cuernos en su cabeza. —Responde de forma arrogante y calmada.

—... —Se queda en silencio mirando a Tomás con una mirada de enojo por su comentario. Pese a lo loco, descabellado, irreal y estúpido que suena la historia que Tomás le explicó, la apariencia de él y la de Tomás junto a las bestias mutantes que vio antes son evidencia suficiente de que no está mintiendo del todo. —Y una mierda. Haber sido secuestrado y ser el conejillo de indias de algún loco y extraño experimento hubiera sido más aceptable que esta porquería. —Exclama alterado.

—Hey, ¿podrías calmarte? No es para tanto.

—¿No es para tanto? —El comentario de Tomás lo termina de enojar aún más al tomar la situación tan a la ligera y se acerca a él para confrontarlo. —¿Qué rayos pasa contigo? ¿Acaso lo estas disfrutando?

—¡Alto! Es suficiente, deberíamos dejar de discutir entre nosotros. Pelear no nos llevara a ningún lado. —Afirma Michael interviniendo en el conflicto y separando a los dos.

—Bien... ���Responde Tomás de mala gana.

—¿Hay algo más que deberíamos saber? —Pregunta Michael algo preocupado y haciendo un intento por desviar la conversación.

—Supongo que es importante mencionar el sistema de apoyo.

—¿Sistema?

—Bueno, no sé si a ustedes también se lo instalaron, pero fue la esfera de energía naranja que se nos metió en el cuerpo.

—Lo recuerdo, esa maldita cosa dolió como nunca. —Dice Sin Nombre de forma más calmada.

—¿Y cómo funciona? ¿Qué hace? —Pregunta Michael algo emocionado.

—Pues al parecer funciona con la voz, solo hay que decir la palabra "Estado" y el sistema te muestra toda tu información.

—¿Nuestra información? —Preguntan de forma simultánea.

—Creo que sería mejor si lo vieran por ustedes mismos.

Con algo de inseguridad los dos dicen la palabra al mismo tiempo.

—"Estado"

Al instante apareció una pantalla flotante traslucida en medio de su vista. Solo ellos podían ver su propia pantalla de información al ser algo fijado en sus mentes.

—Wow... —Exclaman sorprendido de forma simultánea.

—Genial ¿no?

—Es como un visor de realidad aumentada. —Afirma Sin Nombre mientras Michael seguía fascinado por lo que veía. —Pero creo que esto no sea normal.

—¿Qué cosa? —Pregunta Tomás.

—Aquí solo dice "Error al sincronizar con el usuario, es necesario reiniciar"

—Supongo que solo debes acceder al reinicio y se arreglaría ¿no? —Afirma Tomás con confianza.

—Pero exactamente cómo se va a reiniciar si está dentro de mii... —Antes de terminar de hablar cae de frente al suelo desmayado.

—... ¡Hey!... ¡Oye! —Gritaba Michael que corrió para ver cómo se encontraba luego de que cayera al suelo. Tras sacudirlo y agitarlo sin que se despertara Michael pregunta por ayuda preocupado. —¿Va a estar bien?

—No tengo la menor idea. A lo mejor despierto dentro de un rato... Será mejor si lo movemos de aquí.

—Cierto, déjame ayudarte.

—... Maldición, como pesa. —Exclama Tomás mientras lo jalaba de los brazos con todas sus fuerzas para recostarlo sobre el tronco de un árbol.

—¡Ahh! —Grita al despertarse de un susto. De inmediato se calma al ver dónde se encontraba y a Michael y Tomás sentados hablando a pocos metros de él. —Maldita sea, al final no era un estúpido sueño. —Dice en voz alta mientras se pasa la mano sobre la cara con algo de sueño.

—No Azul, no somos un sueño. —Responde Tomás para molestarlo más.

—Ahora es Azul... ¿Quieres parar con los sobrenombres ridículos? —Exclama de forma tranquila mientras se levantaba y caminaba hacía dónde estaban.

—¿Y qué esperas qué haga? —Pregunta de forma retorica. —¿Cómo esperas que te diga si no tienes nombre?

—Podrías inventarte uno.

—No gracias, si llego a recordar mi nombre original tendría un conflicto con el que he estado usando.

—Entonces Azul será hasta que te acuerdes. —Responde Tomás con una expresión burlona en su rostro.

—...Lo qué digas. No tengo ganas de seguir con esta discusión sin sentido.

—¿Te sientes mejor?

—Siendo honestos, me siento peor que antes de desmayarme. Siento un fuerte dolor en la cabeza... y no creo que sea por el golpe.

—Tal vez deberías descansar un poco más. —Dice Michael mientras se levanta del suelo.

—No, ya perdimos mucho tiempo. Debemos seguir avanzando.

—¿Avanzar? ¿Acaso saben a dónde ir? —Pregunta Tomás algo escéptico.

—Hay un pueblo. —Afirma Michael con algo de entusiasmo.

Azul decide caminar hacía el río ya que al despertar tenía mucha sed y le dejará la explicación a Michael que no dudará en hablar sobre el tema. Llegando a la orilla del arroyo se percata de que la tela que cubría su brazo estaba limpia y algo húmeda, al igual que el resto de las cortadas que tenía en su cuerpo.

Dedujo que lo más probable es que Michael limpio sus cortadas y la tela mientras él estaba inconsciente, asumiendo que Tomás no fue quien lo hizo por su actitud y de lo mal que se estaban llevando.

—Lo sabemos porque vimos un mapa. Decía que hay un pueblo pasando el bosque.

—Ohh, un mapa será de mucha ayuda ¿Lo traen con ustedes?

—Eh... En realidad.

—Estaba tallado en un árbol. —Responde Azul mientras tomaba agua del arroyo. —Nos hubiéramos traído el árbol, pero ya teníamos los bolsillos llenos. —Responde con sarcasmo.

—Sí, sí... ya entendí.

—¿Nos vamos? —Pregunta Azul impaciente por salir.

—Espera... —Exclama Michael

—¿Qué sucede? —Pregunta mientras se acercaba.

—Mira, cuando estabas "reiniciando" le estaba explicando a Mike sobre las habilidades y las estadísticas. Y creo que tal vez necesite hacer lo mismo contigo...

Soltando un suspiro se da la vuelta mirando el paisaje y dice en vos alta la palabra "Estado" y así poder ver la supuesta información.

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

[ (Inserte Nombre) Nivel 9 ]

NS: 111/160 RM: 76/180

Especie: Vinjex Edad 121 (24)

Estado: Estresado

[Habilidades]

Escáner

[Pasivas]

Adaptación

Fuerza: 67 Poder: 59

Resistencia: 70 Aguante: 64

Agilidad: 74

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

—... —Azul se queda leyendo en silencio toda la información.

< ¿Niveles? esto tiene que ser una broma... La situación pasó de estúpidamente incoherente a completamente ridículo. ¿Habilidades? ¿Fuerza? ¿Poder? Esto no puede estar pasando. ¿Qué rayos es NS y RM? >

Inmediatamente la pantalla en su mirada es cambiada por una más pequeña que le muestra información sobre la pregunta que acaba de hacer y una voz robótica lee todo lo que se muestra en ella.

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

[ Significado de Acrónimos ]

NS : Niveles de Salud.

Los Niveles de Salud se miden a partir del estado físico que se encuentra el sujeto, tomando en cuenta factores que pueden afectar su salud incluyendo; Cortadas superficiales o profundas, quemaduras, fracturas, pérdida de sangre, moretones, desgarres, hemorragias internas y enfermedades.

RM: Reservas de Mana.

Las Reservas de Mana es la cantidad actual que posee un individuo con respecto a su capacidad máxima de almacenamiento. El simple desgaste físico es capaz de consumir una leve cantidad de su reserve como fuente de energía.

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

< Vaya... Así que nuestra salud es cuantificable. Pero esto del mana aún no está del todo claro. >

—Ehhh.... ¿Azul? —Pregunta Tomás algo preocupado.

—Silencio. —Dice Azul que se encontraba sumergido en entender toda la información que estaba recibiendo.

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

[ Mana ]

Energía natural que circula en todos los seres vivos. La energía es emanada por el planeta haciendo que los seres vivos y no vivos absorben su radiación de forma gradual.

{ No hay más información al respecto}

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

< Supongo que eso me da una idea. Esto tiene mejores explicaciones de las que me esperaba, pero el nivel me sigue pareciendo extraño... >

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

{ Los "niveles" se estiman uniendo todas las cualidades y sacando una Media al respecto }

Si dos individuos de diferentes especies tienen la misma medidas en todas sus características, sus niveles nunca serán los mismos ya que la raza del individuo tiene un rol fundamental a la hora dividir la suma total.

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

< Hmmm ya veo... No es tan simple como creía. En lo personal sigo creyendo que esto sigue siendo una ridiculez sacada de un tonto vídeo juego, pero al menos tiene algo de lógica. ¿Qué hay de las "habilidades"? >

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

[ Habilidades ]

Escáner:

El escáner le permite al usuario poder analizar cualquier objeto o ser vivo. La información se mostrará de igual manera usando el Sistema de Apoyo y será almacenada haciendo posible acceder a ella sin la necesidad de volver a escanear.

Esta es una Habilidad única entregada por los Seres Supremos.

Adaptación:

La adaptación se encargará de alterar la biología del usuario de forma instantánea para asegurar su supervivencia en caso de ser necesario.

Esta es una Habilidad única entregada por los Seres Supremos.

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

< Y la lógica acaba de salir volando... ¿Seres supremos? Pero que pretencioso. Supongo que ya tengo una idea clara de esto. Me pregunto cómo funcionara exactamente la capacidad de analizar las cosas... >

—Bien, he terminado. —Afirma Azul con confianza.

—Terminado... ¿qué? —Pregunta Tomás confundido.

Dando media vuelta Azul se aleja un par de metros en silencio.

—Tomás necesito hablar contigo a solas...

—Esta... bien... —Responde con algo de duda y con desconfianza.

—Exactamente ¿Qué le explicaste a Michael? —Pregunta de manera seria cuando Tomás llega a dónde él.

—Hmmm, pues solo le dije que eran los números que veía y me pregunta unas cosas sobre la Magia. Como sobró tiempo nos pusimos a hablar de otras cosas.

—Ya veo, ¿Qué sabes de el Mana?

—Pues en términos comunes, es la energía que nos permite hacer magia.

—¿Nada más?

—Bueno... Es algo complejo de explicar en su totalidad. Como siempre se trata de algo ficticio en juegos y novelas de ficción cada quien lo interpreta de una manera diferente.

—Según la antropología, la palabra significa "poder o prestigio", pero la gran mayoría de las veces se entiende como un poder sobrenatural de la naturaleza.

—Bueno... al parecer, en este caso no esta tan alejado de la verdad.

—Lo sé, leí la descripción... Una energía particular que proviene del núcleo del planeta.

—Siendo honestos, no creo que haya algo más sobre el mana que debas saber. Es una poderosa energía, nosotros la tenemos dentro de nuestro cuerpo en cantidades limitadas, sirve para hacer hechizos, magia y esas cosas... y eso sería todo. Lo que te haría falta sería aceptarlo. —Exclama de forma agresiva.

—¿Disculpa?

—Pues sí, tienes razón. Soy un fanático de los juegos y todas las cosas de nerds o como sea que les llames, pero al igual que mí, tú no eres muy difícil de leer. Y se nota que no estas a gusto con esta situación.

—No creo que alguien pueda estar a gusto en medio de la nada rodeado de bestias asesinas desconocidas.

—Sabes que eso no es de lo que estoy hablando. Lo que te molesta es toda este nuevo mundo y de lo que no entiendes.

—Pues sí... —Responde molesto. —Perdón si mi mente no estaba preparada para dar un giro de 180 y ser arrastrado a un maldito cuento de hadas. Todo este escenario me parece más que absurdo y estúpido. Preferiría mil veces estar atado a una cama siendo drogado con fuertes alucinógenos que aceptar esta realidad de novela de ficción como algo normal.

—Pues te tengo noticias Sherlock... Esta es la realidad ahora, te guste o no.

—¡Ya lo sé! —Con el grito de Azul Michael voltea a ver a su dirección. Dando una señal le indica a Michael que no pasa nada y respira profundo para calmarse un poco antes de seguir hablando. —Ya lo sé, pese a que no es de mi agrado, está claro que esto no es un sueño ni nada parecido... es la vida real. Pero con forme pasa el tiempo pasan cosas cada vez más irreales y fantasiosas que aún me cuesta creer que sean verdad...

—Lo siento... —Responde Tomás con algo de empatía.

—¿Lo sientes?

—Supongo que debe ser difícil para algunos cuando todo su mundo cambia por completo y no estaban preparados para ello, a veces olvido que no todos tienen mi forma de ver las cosas...

—¿Y hasta ahora te das cuenta? —Responde de forma retórica y amarga.

—Sabes... ese no es el comentario que se le hace a una persona cuando se está disculpando. —Dice algo molesto.

—Bien, bien... me disculpo.

—Tu amigo acepto esta realidad bastante rápido... Me sorprende que tú no.

—No tiene más de 15... y por lo que he llegado a ver, él es del tipo de persona que se mueve con la corriente sin cuestionar nada.

—Hmmm... Pues bien por él.

—¿Bien por él? ¿En serio crees que esa es una buena forma de vivir?

—No lo sé, pero de seguro es una vida menos problemática. De hecho, míralo. Pese a saber lo mismo que tú, está tranquilo y sin preocupaciones a diferencia de ti.

Azul se queda en silencio viendo a Michael, que estaba calmado mirando al cielo, mientras pensaba en las palabras de Tomás.

< Supongo que tiene razón... Posiblemente su única preocupación sea que no nos matemos entre nosotros. >

—Tom... Necesito que me confirmes un par de cosas... Si no te molesta. —Decide preguntar en un intento de ser más amable.

—Claro... —Responde sorprendido.

—Es nuestro idioma.

—¿Qué tiene?

—Es uno nuevo ¿verdad?

—Ah sí, creo que es gracias al Sistema de Apoyo.

—Eso suponía, la verdad no le di mucha importancia cuando noté que podía hablar y entender un idioma nuevo, pero hay algo que me ha estado molestando.

—¿Y es...?

—Somos tres especies diferentes y los tres estamos hablando el mismo lenguaje, quiero saber si esto es un idioma general, un traductor universal o un lenguaje especial solo para "Los que no somos de aquí".

—Hmmm... hasta dónde sé, se supone que es un idioma general que hablan todas las especies.

—¿Entonces todas las especies hablan el mismo idioma? —Pregunta de forma sarcástica.

—No realmente, no lo explicaron con mucho detalle, pero lo que dijeron fue "Se les instalará el nuevo idioma internacional para que no tengan problemas al comunicarse."

—¿"Nuevo idioma internacional"?

—Creo que por alguna razón las personas de aquí crearon este nuevo lenguaje y los Dioses simplemente no lo enseñaron para poder ahorrarnos un problema.

—Eso parece... Al menos eso facilita las cosas.

< Hasta que nos encontremos con alguien de aquí que no hable este nuevo idioma y tenga una actitud agresiva contra nosotros... >

—Bueno... ¿Qué era la otra cosa que querías discutir?

—Sobre eso... Quisiera que mantuvieras este detalle en secreto si no te importa. —Dice de forma seria.

—¿De qué se trata?

—Nosotros... para llegar aquí... morimos ¿verdad?

—... —Tomás se queda unos segundos en silencio al ser un tema incomodo que no quería tocar. —Sí... —Responde con muy poco entusiasmo sin hacer contacto visual.

—Ya veo... Entonces nosotros...

—Reencarnamos, revivimos, resucitamos, resurgimos, etc... Llámalo como quieras.

—Entiendo. —Al girar la cabeza ve a Tomás que tenía una expresión más apagada y con la mirada perdida. Su pregunta posiblemente le hizo recordar algo que quería olvidar. —Iré a ver a Mike... Tomate tu tiempo.

Azul se marcha dejando a Tomás estar a solas por un momento. Al llegar Michael inmediatamente le pregunta sobre Tomás, a lo que le responde de forma tranquila.

—Creo que solo necesita un momento.

Michael lo voltea a ver directamente a los ojos en silencio con una mirada seria dando a entender que fue él el causante.

—No me veas así... no es mi culpa. Bueno, no directamente...

—¿Qué le dijiste?

La misma respuesta a esa pregunta era todo lo que no le quería mencionar. Por como Michael describía sus memorias estaba claro que no sabe cómo terminó en ese lugar, a diferencia de ellos dos.

—Nada. —Responde Azul de forma cortante volteando la mirada. —¿Ya te hidrataste? No podemos quedarnos aquí por mucho tiempo.

—Sí.

—Ojalá tuviéramos un recipiente para llevarnos algo de agua. No sabemos qué tan largo estará la salida o si existe otra fuente de agua potable más adelante.

—Podríamos buscar y tal vez encontremos algo que nos pueda servir.

—Hmmm no es del todo una mala idea, pero dudo mucho que podamos encontrar alguna botella o algún envase que nos sirva.

—Entonces... ¿Nos vamos?

—Bueno existe la posibilidad de morir deshidratados.

—Eh...

—Obviamente tratamos de evitar eso.

—¿Qué otras formas de obtener agua existen?

—Hay varias; agua de lluvia, cavando un hoyo en la tierra, extrayendo la de algunos árboles, filtrando la orina, etc.

—Vaya, son más de las que esperaba.

—Sí, pero eso funcionaría en circunstancias normales. Y por si no quedó claro, nada de lo que ha pasado aquí es normal. De hecho, fue muy arriesgado tomar agua de ese arroyo sin saber si era seguro o no.

—Entonces, existe una gran posibilidad de que esa agua esté contaminada.

—Tranquilo, casi siempre los cuerpos de agua que se encuentran en constante movimiento tienden a ser agua potable... Por la sed que tenía me dejé llevar por ese dato y no me detuve a pensar.

—Yo igual... Tenía tanta sed que no podía pensar en nada más.

< Podríamos simplemente hervir el agua y así mataríamos la gran mayoría de virus o bacterias que tenga, pero ya tomamos de esa agua... el virus podría ya estar en nuestro torrente sanguíneo sin que nosotros lo sepamos. Me pregunto si... >

Azul se aleja caminando de Michael y se adentra al medio del arroyo. El agua llegaba a pocos centímetros sobre sus rodillas mojando su pantalón, que no decidió molestarse en quitárselo antes de entrar. Al entrar al agua de forma seria sin decir una sola palabra hace que Michael se preocupe por su estado mental.

—Ehh... ¿Azul?

Sin dar una respuesta centrado en sus asuntos, Azul mira fijamente el agua a sus pies. Al mismo momento Tomás llega a donde esta Michael, él también esta confundido por lo que Azul se encontraba haciendo.

—¿Ahora qué rayos está haciendo?

—No tengo idea.

La expresión de su rostro cambia a una de frustración mientras apretaba los dientes y se deja caer de rodillas apoyando sus manos en lo profundo del arroyo. Michael y Tomás solo permanecían de pie mirando a la distancia en silencio todo lo que hacía, tratando de entender que era lo que quería lograr.

De repente sumerge por un segundo su cabeza por completo en el agua y la saca respirando hondo. La inesperada acción sorprende a Michael y Tomás que observaban, al mirarse el uno al otro empiezan a sospechar que él acaba de perder la cordura.

Saliendo del agua y caminando directamente hacía donde se encontraban los dos, habla con voz baja y algo cansado.

—El agua... esta limpia. —Afirma Azul.

—B... bien... —Tartamudea Michael sin saber que acaba de pasar.

—¿Quieres explicar qué rayos fue eso?

—No... no quiero. —Responde Azul con vergüenza.

—Ok.

—Bueno... ¿Nos vamos? —Pregunta Michael con entusiasmo.

—¿Y exactamente a dónde planean ir? —Pregunta Tomás algo desorientado.

—Por lo que sabemos, la salida está al sur. —Responde Azul.

—Así que solo hay que seguir recto ¿verdad? —Afirma Michael con positivismo.

—En teoría... sí.

—Entonces andando. —Dice Michael mientras empieza a caminar por el borde del arroyo río abajo.

Azul inmediatamente lo toma con fuerza de la cabeza deteniendo bruscamente.

—El sur es hacía allá... —Afirma Azul señalando la dirección opuesta a la que se dirigía Michael.

Caminando río arriba van los tres juntos, al cabo de unos segundos se genera un completo silencio incomodo entre ellos. Cada uno estaba esperando que uno de ellos empiece una conversación, Azul era el que menos importancia le daba a esto al estar completamente nervioso por los peligros desconocidos que los rodean.

Michael decide arriesgarse y preguntar sobre las acciones de Azul en el agua aún confundido por lo que pasó.

—Oye... Azul, sobre lo que hiciste en el río...

—Fue algo embarazoso, lo sé. Preferiría no hablar de eso. —Responde algo avergonzado de solo recordarlo mientras su mirada se movía de un lugar a otro atento de todo lo que los rodeaba.

—No deberías sentir vergüenza... Digo, no es lo más raro que hayamos visto hoy, ¿verdad Mike? —Dice Tomás con confianza.

—Ni siquiera yo sé que fue lo que hice...

—Espera. —Tomás se detiene y los demás también lo hacen al percatarse. —Entraste al agua agachado y luego sumerges tu cabeza y cuando sales afirmas que el agua está limpia... Eso fue algo extraño.

—Tomás tiene razón, yo también quiero saber...

Los dos se quedaban mirando fijamente a Azul esperando una respuesta que satisfaga su curiosidad. Aunque entiende la razón de su curiosidad, Azul se encuentra algo molesto al detenerse por algo tan trivial.

—Un momento... —Responde Azul soltando un suspiro y mirando fijamente a Tomás a los ojos.

Luego de unos segundo Azul empieza a hacer extrañas expresiones con sus cejas y entrecerrando sus ojos, Tomás confundido empieza a incomodarse y trata de desviar la mirada.

De pronto Zafiro exalta la mirada y deja de hacer los extraños gestos.

[ Análisis terminado ]

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

[ Belmont Nivel 16 ]

NS: 167/171 RM: 290

Especie: Elfo (Dryadalis) Edad 191 (17)

Estado: Confundido-Asustado

[Habilidades]

{ ??? } Salto Powell

[Pasivas]

{???}

Fuerza: 70 Poder: 116

Resistencia: 69 Aguante: 89

Agilidad: 87

🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷🔶🔷

Azul se encontraba esforzando la vista para poder mantener toda la información en frente de su mirada, pero no pudo lograrlo por mucho tiempo y termina cerrando los ojos por la irritación. Dando media vuelta apoya su brazo izquierdo sobre el tronco de un árbol y se cubre los ojos con su otra mano mientras trataba de reprimir el dolor que sentía.

De inmediato Michael se acerca preocupado, a lo que Azul simplemente que necesitará unos momentos.

< Maldita sea, el dolor está durando más que la otra vez. ¿Qué rayos significan esos signos de interrogación? >

—Sigamos. —Exclama Azul mientras empezaba a caminar con los ojos tapados.

—¿Seguir?... ¡¿Pero qué rayos fue eso?! —Pregunta Tomás desconcertado.

—¿Seguro qué estás bien?

—Ya puedo ver... un poco al menos. No es seguro quedarnos aquí, explico en el camino.

—Bien... empieza a hablar. —Dice Tomás mientras acelera el paso.

—Sobre lo del arroyo... No me sentía del todo bien y simplemente quise refrescar mi cabeza.

—Ya veo... —Responde Tomás algo incrédulo. —¿Y lo de hace poco? ¿Vamos a ignorar el hecho de que estuviste mirándome de forma rara y de la nada perdiste la vista?

Azul se queda en silencio ignorando su pregunta y continúa caminando. Su vista ya estaba prácticamente como antes y podía caminar sin problema.

—¡¿Ahora vas a pretender que eso no pasó?! —Exclama Tomás molesto.

—Cállate de una vez, vas a atraer a algún depredador... —Responde Azul de manera fría sin levantar la voz.

—Serás un...

—Sabes... No tienes por qué ocultarnos nada, estamos entre amigos aquí. —Dice Michael interrumpiendo a Tomás.

< ¿Amigos? >

Azul se da la vuelta y mira a los ojos a Michael que estaba caminando detrás de ellos dos. Sus inseguridades y paranoia estaban presentes en su mente casi que todo momento y prefería no decirle nada a sus compañeros.

—No es nada... —Responde dando la vuelta y siguiendo su camino.

Las habilidades, el nuevo mundo y el resto de las cosas que había experimentado que eran todo menos normales las repasaba una y otra vez en su mente tratando de procesar las y llegar a digerirlas.

—Usaste la habilidad única, ¿verdad? —Pregunta Tomás con seriedad sin moverse de dónde esta.

Azul se da la vuelta con cara de sorprendido. Rápidamente su expresión cambia a una de molestia mientras se preguntaba cómo era que Tomás había llegado a esa conclusión.

—Ves... ni siquiera se molesta en negarlo. —Señala Tomás de forma arrogante.

—¿Cómo?

—Porque todos tenemos esas cosas, Genio. Luego de usar la mía tuve calambres en mis brazos por unos segundos.

—¿Por qué lo ocultaste? ¿No confías en nosotros?

—¡Suficiente! Este no es el momento ni el lugar para discutir estas tonterías. Perdón si herí sus sentimientos de confianza al no revelar algo que apenas si yo puedo asimilar a un par de niños que acabo de conocer en medio la nada.

Tras su comentario poco amigable se genera un pequeño e incómodo silencio entre ellos tres. Tomás empezaba a molestarse más por su falta de tacto y empatía, pero antes de que pudiera decir todo lo que quería, Michael da un paso al frente para hablar.

—No te moleste con él... Azul tiene razón. —Dice Michael mirando a los ojos a Tomás. —Tal vez fuimos precipitados, no llevamos ni un día juntos, apenas si nos conocemos. No tienes que decirnos que puedes o no hacer. —Afirma mirando a Azul. —Puedes hablar de eso cuando te sientas listo.

—¿Estas de su lado?

—No del todo... Pero tiene un buen punto, "Este no es lugar ni el momento para pelear entre nosotros". No podemos dejar que una simple discusión nos separe si queremos salir de aquí.

—¿Crees que es seguro ir con este tipo? —Exclama Tomás desconfiado.

—No creo que sea una mala persona... Además, hay más posibilidades de sobrevivir si viajamos juntos. Supongo que estarás de acuerdo con eso ¿verdad? —Pregunta directamente a Azul.

Su compresión y empatía era algo que Azul no esperaba en lo más mínimo. Tomándose unos segundos para deliberar cuál era la mejor opción, accede a su propuesta de continuar en grupo sin mostrar mucho entusiasmo.

Con una sonrisa Michael se da la vuelta y extiende su mano hacía Tomás.

—Vamos Tom... Salgamos juntos... —Dice Michael con una sonrisa pura y una aura que prácticamente irradiaba confianza.

—Bien... pero esto no se quedará así... —Afirma Tomás.

—Qué tal si primero tratamos de salir de este bosque de mierda. —Responde de forma sarcástica mientras se da la vuelta y continúa caminando.

Michael acelera el paso para alcanzar a Azul y poder caminar a la par.

—Sabes, sería más fácil no estar peleando en cada momento si fueras menos hostil con nosotros.

—No es mi culpa que Tomás haga un escándalo por todo...

—¡Hey! Escuché eso... —Exclama Tomás que caminaba detrás de ellos a pocos pasos de distancia.

—Pues qué bueno que esas orejas largas no son solo de adorno... Estoy sorprendido de lo bien que lograste manejar la situación hace un momento. —Dice Azul a Michael.

—¿En serio?... Solo dije lo que creí que era correcto, yo solo quería evitar que pelearan.

< Mike esta algo obsesionado con evitar las discusiones a toda costa... Me pregunto si estará relacionado con algún trauma o algo por estilo. >

—Bien hecho...

Mientras seguían caminando en línea recta llegan a una zona del bosque dónde el ambiente cambia drásticamente.

El lugar parecía estar prácticamente muerto, no había césped en el suelo, los árboles estaban podridos, había varios huesos de animales dispersos y un fuerte olor cubría por completo el lugar.

—Ugha... Pero ¡¿qué es esta peste?! —Exclama Tomás con asco y cubriéndose la nariz.

Michael siente ganas de vomitar por el horrible olor, pero logra contenerse, de inmediato Tomás se acerca y ayuda a Michael a alejarse de ese lugar para que pudiera respirar. Azul da un par de pasos hacía atrás también para ser capaz de respirar.

—¿Están bien? —Pregunta Azul mientras mira de cerca el borde en la tierra de la zona muerta.

—Sí... —Responde Tomás luego de verificar el estado de Michael. —¿Qué rayos es ese lugar?

—Silencio... no lo sé. Tendremos que rodear lo.

< ¿Tierra estéril? Hay varios cadáveres descompuestos... bien podría ser causa de alguna bestia, pero parece ser que la zona es un círculo perfecto. Hmmm ¿Bomba química? ¿Radiación?... >

—En marcha... —Exclama Azul apresurado mientras se levanta rápido del suelo y empieza a caminar de forma acelerada.

—¡Hey! No vayas tan rápido.

En lo que estaban rodeando la zona Tomás se acerca a Azul con dudas sobre si rodear lo fue la mejor opción.

—¿De qué hablas? —Pregunta Azul.

—¿De qué hablo? ¿Qué no vez el tamaño de esta cosa? —Exclama de forma sarcástica. —Es enorme nos llevará minutos, tal vez horas.

—¿Acaso no vista la gran cantidad de cadáveres que había en ese lugar? ¿Prefieres ir y arriesgarte a sumar un cuerpo más?

—Tú mismo dijiste que no debemos quedarnos más tiempo de lo necesario, ¿No sería lo más lógico tomar la ruta más corta?

—Si esa es la ruta más arriesgada, lo dudo. Ni siquiera sabemos cómo o por qué ese lugar está tan... Podrido.

—¿Podrido?

—Sabes de qué hablo. Podría ser algún veneno o radiación que contaminó el lugar.

—¿No existe un forma de saber si es seguro o no? —Pregunta Michael.

—Un momento... —Dice Azul y se da la vuelta para pensar.

—Ahora ¿Qué está haciendo?

—Saben qué... Tomy tiene razón. —Exclama Azul con energía volviendo a ver a Tomás a los ojos.

—¿La tengo?

—¿Dijo Tomy?

—Si fuere un tipo de veneno posiblemente ya estaríamos sintiendo lo síntomas y en caso de ser radiación esta puede ser tratada cuando lleguemos al pueblo o lo que sea. —Azul hablaba con una expresión de alegría.

—Entonces... ¿Vamos a pasar por el lugar que emana muerte? —Pregunta Tomás algo confundido.

—Así es, eso era lo que querías ¿verdad? Pero como existe la posibilidad de que eso de ahí fuera por algún animal o algo antinatural deberás ir al frente.

—¿Al frente? —Pregunta Michael.

—Él es quien tiene el mejor oído de los tres, si él va al frente será capaz de escuchar alguna criatura que se encuentre lejos.

—Hmmm, no es un mal plan. Pues en marcha chicos, no perdamos el tiempo. —Afirma Tomás con entusiasmo y empezando a caminar.

Luego de que Michael diera un paso al frente siguiendo a Tomás, Azul coloca su mano sobre su hombro derecho y lo detiene.

Confundido lo mira al rostro y su expresión de energía y alegría desaparecieron dejando en su lugar una de seriedad y amargura. Con su otra mano Azul pone un dedo sobre su boca señalando a Michael que guardara silencio.

Tomás seguía avanzando por la zona sin darse cuenta de que ninguno de los dos lo estaban siguiendo. Michael y Azul podían escuchar cómo se quejaba del olor del lugar.

Mientras Tom seguía caminando y hablando solo, Michael se preocupaba al verlo alejarse cada vez más. Quitándose la mano de Azul de encima pretendía ir tras él, pero rápidamente Azul llama a Tomás sin levantar mucho la voz conociendo sus capacidad auditiva.

—¡Oye Imbécil, ¿Por qué no miras hacía atrás?!

—¿Eh? —Tomás se voltea confundido y al ver que había avanzado decenas de metros completamente solo corre de vuelta.

—¿Por qué hiciste eso? —Pregunta Michael enojado.

—Preguntaste si había una forma de probar si era seguro... Necesitábamos un conejillo de indias para probarlo.

—¿Y escogiste a Tom?

—La verdad no me importaba cuál de los dos fuera, pero luego pensé que con ese argumento del oído sería más fácil de convencer.

—¿Era mentira?

—De hecho, no, que Tom vaya al frente en serio es una buena idea. —Afirma con una expresión seria y tranquila.

—¿Y por qué me detuviste?

—No valía la pena arriesgar dos vidas.

—¿Y si Tom hubiera muerto?

—¡¿Qué demonios te pasa?! —Exclama Tomás mientras trataba de estrangular a Azul.

—Quítate... —Dice Azul alejando las manos de Tomás de su cuello y dando un par de pasos hacía atrás.

—¿Acaso querías que muriera ahí?

—Siendo honestos no. Ahora quédate quieto.

Azul mira fijamente a Tomás de pies a cabeza y logra escanearlo sin mucho esfuerzo.

[Escaneo Terminado]

No se han encontrado rastros de radiación o toxinas en el individuo

conocido como Belmont/Tomás.

Segundos después de leer la información siente un leve ardor en sus ojos. Tomás no dice nada al ver a Azul volviendo a sentir dolor en su vista luego de que le dijera quieto. Conectando los puntos Tomás llega a una conclusión de que era lo que hacía y cuál fue su plan.

—¿Y bien? —Exclama Tomás esperando una respuesta.

—¿Azul?

—Estoy bien, Tom parece estar bien también así que tal vez sea seguro cruzar. —Afirma de forma arrogante entrando a la zona muerta.

Luego de unos pocos pasos Azul se voltea al ver que ninguno de los dos estaba caminando.

—¿Planean quedarse ahí?

Michael empezaba a cuestionar las acciones de Azul y si era realmente seguro pasar por ese lugar. Su forma de engañar a Tomás y como no le importaba sacrificarlos solo empeoraban la imagen que tenía de él.

—Me usaste...

—Tú eras quien quería pasar por aquí pese a los riesgos.

—Y resulta que ahora estas de acuerdo con ir por el mismo lugar.

—Sigues respirando ¿no?

—Avanzar 40 metros en serio es suficiente. Por qué no nos dices como supiste si era seguro o no.

—Es seguro pasar. —Afirma Azul levantando levemente la voz algo impaciente.

—Tendrá que ver con tu dolor de ojos para nada sospechoso.

En medio de un silencio incomodo y miradas que lo juzgaban Azul decide confesar harto de tener estas discusiones y adivinando que habrá muchas más en el futuro si no se explica.

—Bien... Sí Tom, lo supe con mi estúpida habilidad. Es por eso qué ahora sé con certeza que es seguro pasar ¿Acaso quieres una disculpa por usarte como prueba, también?

—Un tipo de escáner...

Michael se acerca a Azul y lo mira fijamente a los ojos.

—¿Es verdad?

—Lo juro. —Responde Azul levantando su mano derecha siendo completamente honesto.

—Está bien, pero que quede claro... No vamos a sacrificar a ninguno ¿entendido? —Reprocha Michael mirando a los dos.