Forum Download app Gifts
33.33% [Continuar] / Chapter 1: [ Antiguo & Nuevo ]

Read [Continuar] - Chapter 1 online

[Continuar] original

[Continuar]

Author: VonCipher

© Webnovel

Chapter 1: [ Antiguo & Nuevo ]

Fría... oscura... la lluviosa noche que cubría por completo la ciudad iba a ser la última que viera, sin oportunidad de admirar el hermoso destello del sol al amanecer. En un edificio abandonado cerca del centro de la ciudad retumbaban los truenos que caían por doquier.

En el octavo piso, de rodillas... un joven adulto, con un traje elegante de saco y corbata, se encontraba de rodillas en el suelo sosteniendo el cadáver de su hermana menor en sus brazos, que portaba un hermoso vestido violeta, en medio de un charco de sangre. Lleno de ira y dolor levanta la cabeza con lágrimas en los ojos para mirar directamente al culpable de su tragedia. Aquel que alguna vez considero que era su amigo se encontraba a pocos pasos de él apuntándole con una pistola 9 mm.

Unos 30 minutos antes...

Recorriendo por las calles de la ciudad, una limusina negra se detiene en un semáforo. En su interior transportaba los herederos y actuales jefes de una de las más importantes mafias de todo el país.

—Parece que va a llover... ¿Cuánto falta para llegar, Jimmy? —Pregunta el joven ,de 24 años caucásico que viajaba en la parte de atrás usando un elegante esmoquin negro, al chófer.

—Hay poco tránsito, señor... no tardaremos más de unos 15 minutos.

—Perfecto.

—¿Por qué tengo que ir a esa estúpida fiesta? —Exclama enojada su hermana menor de 19 años rubia que usaba un hermoso vestido rojo.

—Yo tampoco tengo ganas de ir, pero es una importante fiesta dónde se reunirán varios ejecutivos de altos rangos e inversionistas. Debemos mantener buenas relaciones con ellos... son cosas de negocios. —Responde serio mientras saca su telefoneo celular del bolsillo de su saco.

—Solo iremos a pasar el rato y decir mentiras a personas que solo tratan de aprovecharse de nuestra organización mientras son un montón de hipócritas. —Dice la joven con malhumor mientras revisa su Facebook en su teléfono.

—Lo sé, solo trata de no insultar a nadie en la fiesta.

—Bien...

—Y para evitar lo que pasó en el último evento, no te separes de mí ¿entendido?

—Pero el imbécil me tocó el trasero ¿Qué esperabas que hiciera? —Exclama molesta viéndolo a la cara.

—Cualquier cosa menos romperle la mano, Hanna. —Responde ligeramente molesto girando su cabeza. Hanna le respondo con una simple mueca.

—Al final... tú...

—¿Mandé a matar al bastardo? Claro que sí, nadie toca el trasero de mi hermana y vive para contarlo. —Una leve sonrisa se podía ver en su rostro.

—Y dices que fracturarle la mano estuvo mal.

—Eso era un evento público, yo me encargue de que pareciera un accidente. Hay que mantener las apariencias.

—Lo que digas...

—Hablando de eso... ¿Los medios siguen pensando que fue un accidente, verdad Karen?

—Así es. —Responde una joven adulta de 29 años, ojos claros, pelo largo de color negro, con lentes y usando un saco y falda formal, que estaba sentada justo en frente de él. Era su asistente personal y la persona que los crio desde pequeños. —Aunque actualmente lo siguen investigando.

—Bien... Nos encargaremos de eso luego. —Responde el joven con desinterés mirando por la ventana de la limusina.

—Ehh... Señor. —Dice Karen luego de que le llegara un mensaje a su tableta.

—¿Qué sucede?

—Al parecer, acaba de recibir un mensaje del señor Dante, dice que es urgente.

—¿Urgente?... ¿Qué estupidez hizo ahora? —Pregunta de forma retórica mientras saca otro celular de su bolsillo, uno más obsoleto, y empieza a marcar. —Soy yo, ¿Qué pasó?

—Tenemos un serio problema... Necesitamos de tu ayuda... —Responde Dante al teléfono, sonaba alterado.

—Explícate ¿Dónde estás?

—¿Recuerdas al hacker que atrapamos el otro día? Pues estábamos en el nuevo edificio interrogándolo, pero posiblemente se nos pasó la mano.

—Ya veo ¿Por qué no llamaron a El Doctor?

—Lo intentamos, pero al parecer esta fuera del país.

—Bien... Vamos para allá. —Al terminar cuelga la llamada y vuelve a guardar el teléfono. —Karen ¿podrías revisar la ubicación del Doctor por favor?

—En seguida. —De inmediato empieza a teclear en su tableta.

—Jimmy... Haremos una parada.

—Muy bien.

Al mencionar una el cambio de rumbo su hermana lo vuelve a ver con desanimo.

—Prepárate, tienes trabajo. —Le responde su hermano algo cansado.

—��Trabajo? Entonces, ya no iremos a la fiesta de porquería. —Exclama con una cara de satisfacción.

—No te emociones, posiblemente es solo un tipo con heridas superficiales que quedó inconsciente. No es la primera vez que ocurre, no tardaremos mucho y al terminar iremos a la fiesta.

—Tsk... Aburrido. —Responde frustrada.

Soltando un suspira de exasperación voltea a ver a Karen en respuesta a su solicitud. Ella simplemente voltea la tableta que mostraba un punto rojo en una parte de la ciudad de París, Francia confirmando la ubicación del Doctor en el extranjero.

Pasados unos pocos minutos, la limusina se detiene en frente de un edificio abandonado. Era un gran rascacielos que había sufrido un enorme accidente y la parte superior se encontraba destruida. Poco antes de llegar al lugar ya había empezado a llover justo como predijo, por el momento la lluvia era muy leve, así que no había ninguna necesidad de usar una sombrilla aún...

Al bajar del auto su compañero y amigo, Dante, estaba enfrente esperando a su llegada. Dante era un hombre muy simpático y carismático, alto de piel oscura y pelo corto, de forma amigable se saludan con un abrazo.

—Estamos cortos de tiempo, Dante ¿Qué tan grave es?

—Diría que bastante. El bastardo quedó inconsciente luego de unos golpes, pero sus heridas no paraban de sangrar y no despierta sin importar lo que hagamos. —Responde Dante preocupado.

—Ya veo... Tal vez este bajo los efectos de un anticoagulante. ¿Hace cuánto que esta inconsciente?

—Unos 7 minutos antes de que mandara el mensaje. Obviamente tratamos de cerrar sus heridas con vendas para evitar que muriera.

—Entiendo, y no podemos darnos el lujo de dejarlo morir, esa rata posee información muy valiosa...

—¿Podrá salvarlo? —Pregunta Dante refiriéndose a las grandes habilidades medicas que posee su hermana menor, Hanna.

—No estoy seguro... Pero si no es muy tarde creo que si será capaz.

Dando un simple gesto hacía su hermana a través de la ventana le indica que la situación es seria y sí tendrá que salir a intervenir. Saliendo de la limusina con una expresión seria en su rostro y usando una gabardina negra.

De forma simultánea, abre el maletero de la limusina y saca un gran portafolios de metal que contiene un kit de primeros auxilios y varios instrumentos médicos.

Karen estaba a punto de bajarse para acompañar a los hermanos, pero es detenida en la puerta por su jefe.

—¿Señor? —Pregunta confundida.

—Lo siento Karen, voy a necesitar que hagas un favor. Jimmy te llevará a la fiesta, necesito que vayas y te encargues de dialogar con nuestros inversores. No estoy seguro cuanto tardaremos en esto y ya sabes la poca paciencia que tienen esos engreídos.

—¿Esta seguro?

—Tranquila, solo diles lo que quieren oír. Las acciones subieron, seguimos sin obstáculos y dales algunas cifras, obviamente no van a entender nada, pero escuchar ese tipo de cosas los tranquilizaran.

—Entendido.

—Y una cosa más, por favor contáctate con el Doctor, quiero saber por qué salió del país sin notificarlo.

—Haré lo que pueda.

—Bien, cuídate. —Luego de despedirse da un par de palmadas sobre el techo del automóvil para indicarle al conductor que arrancara.

Acompañando a su hermana le explica los detalles que le dijo Dante sobre el paciente mientras caminaban hacía el edificio.

Desafortunadamente el resultado seguiría siendo el mismo. Luego de llegar al octavo piso del rascacielos Hanna revisa a la víctima y se percata de que ya estaba muerta, sin tiempo de darse la vuelta, Hanna recibe un disparo en la espalda por parte de Dante mientras que su hermano, que estaba justo a la par de ella, ve todo con absoluta claridad pasar frente a sus ojos y ve como cae lentamente al suelo.

Sin pensarlo se tira al suelo para abrazarla gritando, pero al levantarla ella ya estaba muerta, la bala había atravesado su corazón y la herida sangraba sin parar manchando su vestido y el piso de concreto.

La ira y el odio lo invaden en menos de un segundo y saca su arma sin dejar de abrazar a Hanna, pero uno de los hombres que acompañaban a Dante le dispara en el hombro derecho para evitar que hiciera algo. El dolor de la herida no se comparaba con el sufrimiento que estaba viviendo.

Con lágrimas en los ojos mira detenidamente al culpable deseando que se vaya al mismísimo infierno. Dante, con una sonrisa en su rostro y una expresión de satisfacción, le apunta el arma a su cabeza.

Sin decir una palabra, impotente e indefenso, acepta su destino mientras maldice con todo su ser al bastardo que lo traicionó. Segundos después jala el gatillo sin una sola gota de arrepentimiento...

Un destello es lo último que ve mientras todo a su alrededor se oscurece más y más... Antes de que se percatara se encontraba flotando en un enorme mar azul envuelto en una profunda oscuridad. Desconcertado trata de recordar lo que acaba de pasar... pero el destello y el sonido del disparo es lo único que aparece en su mente. Flotando a la deriva sin ninguna señal de luz en un completo silencio, en un intento por moverse se percata que no tiene fuerza ni para levantar un dedo.

Agotado, decide rendirse ante la corriente y tras exhalar hondo cierra sus ojos para descansar

< ¿Qué es este lugar tan... tranquilo? Tan... pacifico... >

Sin embargo, su paz se ve interrumpida al cabo de unos minutos. Abriendo los ojos alarmado luego de oír un estruendo ensordecedor. Su mirada se ve atraída por una extraña masa de energía que decencia de lo más profundo del cielo, la extraña masa parecía estar formada por diversas fuentes de luz... su forma era inconsistente pero conforme se acercaba más su forma se iba alargando como si fuera un brazo algo deforme.

Sin poder dar resistencia alguna el joven es tomado sin esfuerzo, como si fuera una canica estática en el suelo.

< ¿Qué rayos pasó? ¿Dónde estoy? >

Luego de quedar inconsciente se despierta en una extraña habitación iluminada con una tenue luz azul. Su cuerpo se sentía pesado y sin fuerzas, se encontraba acostado sobre una plataforma de diamante de unos 2 metros de diámetro y unos 60 cm de grosor.

< ¿Qué es este lugar? >

Cansado y con un fuerte dolor de cabeza fue incapaz de levantarse por completo, arrastrando su cuerpo con sus brazos y codos se acerca al borde de la plataforma en un intento de acercarse a la luz que se encontraba en el centro del lugar. Al llegar al borde se percata que estaba completamente atrapado, un tubo de acrílico transparente envolvía la plataforma.

—Atrapado... genial. —Dice de forma sarcástica.

De pronto, la luz se expande de forma lenta hasta formar una enorme pantalla. En ella imágenes y palabras empiezan a salir, pero él no les prestaba la más mínima atención por culpa de su migraña y el agudo dolor que sentía en su espalda y piernas.

Apoyando la espalda en el muro transparente que lo retenía, dando la espalda a la pantalla de luz, trata de sobreponerse al dolor y recuperar su movilidad, pero su cuerpo agotado le impide ponerse de pie. La enorme pantalla de luz estaba hablando con una voz robótica, pero el dolor en su cuerpo y la migraña no lo dejaban entender lo que decía.

—¿Qué rayos estará diciendo?... No logro entender ni una palabra y con esta migraña mirar esa cosa tan brillante solo hace que me sienta peor.

< ¿Por qué me duele tanto el cuerpo? >

Luego de que sus ojos se acostumbraran a la luz del lugar, se percata de un hecho que provoca más dudas que respuestas.

—¡¿Por qué rayos estoy desnudo?!

Tras calmarse un poco, decide no pensar en la vergüenza ya que se encontraba solo por el momento y no sentía frío alguno.

El dolor en su cuerpo empezaba a irse y a lo lejos escuchaba otras voces. Girando su cabeza a los lados logra ver a la distancia otra plataforma de diamante en ambas direcciones. La tenue luz y la distancia que los separaba le impedía distinguir quién o qué se encontraba sobre aquellas plataformas.

—¿Serán otras personas?

Luego de sentirse ligeramente mejor y haber recobrado algo de energía decide tratar de levantarse nuevamente. Tras algo de esfuerzo logra ponerse de pie, algo desconcertado decide tratar de prestar atención lo más que pueda para así obtener una mínima idea de dónde se encontraba.

{[ IŋStÆLnªd∅ ₴izzzͲeΝ₳ d3 @₽œOy0 ⁆

La voz se escuchaba distorsionada y confusa...

< ¿Sistema de qué? >

Al mismo tiempo una esfera brillante de energía pura de un color naranja emerge desde el centro de la plataforma. La esfera surge sin hacer el menor sonido quedando estática en el aire a solo un metro de altura de la plataforma, moviéndose lentamente se dirige hasta su objetivo que se encontraba de espaldas apoyado en el muro que lo aprisionaba.

Perforando su espalda con extrema facilidad, como si de una aguja se tratara, la esfera de energía va entrando en su cuerpo poco a poco hasta entrar por completo sin dejar rastro, sin embargo, el joven sintió un inmenso dolor mientras la esfera se adentraba en su cuerpo, haciendo que gritara a todo pulmón.

—¡¡AAhhhhhh!!

Al terminar vuelve a caer al suelo adolorido, su cuerpo temblaba y sudor caía desde su rostro a la plataforma mientras se esforzaba por tratar de mantenerse consciente. A lo lejos las otras plataformas sueltan un breve destello azul. Poco después la plataforma de diamante donde se encontraba empieza a brillar levemente con un color blanco, pero no pasa nada más...

A los pocos segundos se vuelve a escuchar la voz robótica del lugar, pero esta vez se escuchaba de una forma más clara y fuerte.

[ ALERTA ]

[ Enfermedad Mortal Detectada]

< ¿Qué? >

[ Iniciando reconstrucción celular ]

[Especie al zar seleccionada]

Antes de caer completamente inconsciente logra ver un leve destello de luz blanca que se hacía cada vez más grande...

Dormido plácidamente se encontraba el joven, que acaba de vivir una experiencia inolvidable. De pronto, los rayos del sol chocan en su rostro despertándolo de su largo sueño.

—Mmnnn... —Balbucea al no querer levantarse y girar su cabeza a la dirección opuesta.

Al instante se percata de una extraña sensación en su rostro y se levanta alarmado. Se encontraba acostado boca abajo sobre el césped en medio de una enorme pradera completamente solo. Al ver que solo era el césped lo que sintió exhala aliviado. Pero sin tiempo para descansar se percata de lo que vivió no fue ningún sueño.

—¡¡¡Aahhhh!!! —Grita asustado al mirar sus manos.

El susto lo levanta del suelo y se sienta en la tierra asombrado de lo que veía... Todo su cuerpo era de un color azul. Incluso varios segundos después de haber despertado era incapaz de creer que su piel ahora fuera de otro color, alarmado empieza a revisar su cuerpo de arriba a abajo en busca de algún otro cambio. Solo tenía de ropa un pantalón de algodón de color marrón y una camisa holgada de color verde, no tenía medias ni zapatos.

Sin encontrar mucha diferencia se calma brevemente hasta que llega a revisar su rostro, al estar en medio de una pradera sin señales de civilización o cualquier cosa en dónde ver su reflejo, sus manos eran lo único que tenía para inspeccionarlo.

Dos cuernos de hueso de unos 15 cm, que también eran de un color azul más oscuro, se encontraban sobresaliendo de su frente de forma simétrica, además, su cabello castaño era tan largo que llegaba hasta sus hombros. En un intento por calmarse trata de recordar qué es lo que ha pasado y cómo termino en medio de la nada. Su memoria estaba en blanco, no era capaz de recordar nada antes de estar en la habitación oscura con la voz estaña.

Entrando en un completo pánico, empieza a dudar de haber tenido una vida antes de despertar en ese lugar.

—¿Quién rayos soy?... ¿Cómo me llamo?... —Decenas de preguntas sin respuestas pasaban por su mente mientras se hiperventilaba.

< ¿Dónde estoy? ¿Por qué mi piel es azul? ¿Ya era así? ¿Por qué no puedo recordar nada? ¿Esto es real? >

Luego de un par de minutos logra calmarse, concentrándose en las memorias que tenía trata de aclarar un par de dudas lo más que podía.

< ... Yo no era así... "Iniciando reconstrucción celular".... ¿Me repararon? ¿Por qué?... "Enfermedad mortal"... "Especie al azar seleccionada"... >

—Bien... Digamos que eso explicaría cómo termine con la piel azul y dos cuernos en mi frente, creo...

< Había una pantalla que no paraba de hablar en ese lugar, posiblemente estaban diciendo algo importante. Y para mi desgracia, no era capaz de entender ni una palabra, aunque lo intentara. >

Luego de estar un rato pensando una y otra vez en todo lo sucedido mientras trataba de procesar el drástico cambio que acaba de tener su apariencia, se levanta algo torpe y mareado con algunas dificultadas para mover su cuerpo apropiadamente por no estar acostumbrado a esa nueva apariencia. Luego de unos minutos y varios intentos fallidos, logra estar de pie. Mirando a su alrededor buscaba una salida o algún lugar al que pudiera acudir por ayuda.

A su izquierda estaba la entrada a un extenso bosque a unos doscientos metros aproximadamente, el muro de árboles parecía no tener en ninguna dirección, y a su derecha se veía una hilera de enormes montañas que se extendían por todo el horizonte.

< Encerrado entre un bosque y una cordillera... Perfecto. > Pensó con sarcasmo.

Al darse la vuelta ve un árbol que estaba sobre una pequeña colina a unos cuantos metros de dónde estaba. Sin pensarlo demasiado, camina directo hacía el árbol porque le llamó la atención al ser el único árbol en toda la pradera y con algo de suerte tendría algún alimento comestible.

Cuando llega al árbol queda decepcionado al no haber ningún fruto en él, sin embargo, ve unas extrañas marcas talladas en todo el tronco. Eran un conjunto de palabras escritas en diversos idiomas.

—Pero ¡¿Qué diablos es esto?!— Exclama preocupado.

"ужас"... "Traição"... "المعاناة"... "smerte"... "Ψέματα"... "不公正"... "förtvivlan"... "Pain"... "fuge"... "悔い改め"... "falsità"... "ölüm"... "Tromperie"... "فرار"... "Ludobójstwo"... "CORRE"...

La lista de palabras seguía, cubría más de la mitad de todo el tronco. Aun cuando solo podía entender una pequeña cantidad de la lista, el mensaje que transmitían era bastante alarmante. Con forme iba leyendo, el conocimiento que alguna vez tuvo vuelve poco a poco a su mente, al terminar de leer todas las palabras que lograba entender, se sienta a la sombra del árbol apoyado en el tronco a reflexionar por la gran cantidad de información que estaba de bombardeando su mente.

< Bien... Entiendo el italiano, inglés y español, posiblemente uno sea mi lengua nativa y los otros dos los aprendí en algún momento de mi vida. Y lo que está tallado en la corteza me está poniendo nervioso, al parecer hay una gran variedad de idiomas... >

—Recapitulando, acabo de despertar en medio de la nada, con una apariencia extraña luego de estar encerrado en una aún más extraña habitación oscura y ahora estoy junto a una gran cantidad de advertencias escritas por personas de todo el mundo que posiblemente terminaron en una situación parecida a la mía.—Un par de segundo después, empieza a gritar molesto.—¡Y UNA MALDITA MIERDA QUE ESTO VA A SER REAL!... Esto no puede ser real... es una maldita locura.

Incluso minutos después de haber despertado era incapaz de asimilar la idea de estar viviendo una situación tan irreal e ilógica.

< Un sueño... Sí, eso debe ser. Un simple y absurdo sueño, nada más... Esto no es real, no tengo de qué preocuparme...>

Levantando la mirada logra ver un hermoso amanecer, los rayos del sol golpeaban su rostro cegándolo brevemente y el viento sacudía las hojas del árbol. En completo silencio admirando la naturaleza, se sumerge en sus propios pensamientos.

Los minutos pasaron y tras estar reflexionando por más de diez minutos, se le es difícil creer que todo lo que ha pasado sea real, sin embargo, por las circunstancias en las que se encontraba no tenía otra opción más que aceptar los hechos y seguir adelante en busca de respuestas. Se vuelve a levantar del suelo, esta vez lo logra sin problema al acostumbrarse a su nuevo peso y altura.

< Realidad o no, me está empezando a dar hambre. Tengo que encontrar una fuente de alimento y agua potable. Mis opciones son adentrarme en un bosque desconocido o caminar en lo que parece una pradera interminable... En el mejor de los casos podría haber algún pueblo cerca de las montañas, pero no tengo forma de asegurar eso. Sin mencionar que podría estar a decenas de kilómetros y posiblemente me desmaye en el camino. >

—El bosque es lo que se encuentra más cerca, con algo de suerte podría encontrar algunos frutos secos o frutos rojos... y podría refugiarme del sol con la sombra de los árboles, pero adentrarme en un bosque desconocido puede ser también bastante peligroso. — Hablaba en voz alta consigo mismo.

Al voltear ve las marcas que estaban talladas en el tronco del árbol y mirando su mano azul se empieza a preguntar a que se refieren exactamente todas esas advertencias. Incluso siendo solo capaz de entender tres idiomas de la gran cantidad que había en total, el mensaje se logra recibir con bastante claridad... Huir.

Sin embrago, no había forma de saber a qué peligro se estaba refiriendo.

< ¿Las advertencias serán sobre el bosque? Si es así... ¿A dónde debería huir? No hay ningún otro lugar a dónde ir. Acabo de despertar justo aquí y está claro que otras personas ya estuvieron aquí también, ¿Debería esperar a que alguien más aparezca y pedirle ayuda?... >

— No. No tengo idea de cuando fueron hechas estas marcas o si alguien más va a aparecer aquí justo como yo lo hice... Esperar por ayuda puede ser un error fatal.

La sed y el hambre empezaban a ser mayor, la incertidumbre de qué debería hacer empezaba a irritarlo. Luego de pensarlo por un breve instante decide tomar la opción que parece ser la más peligrosa, sin embargo, estaba en un callejón sin salida y el bosque era su única esperanza de encontrar comida, agua o incluso personas.

< Qué clase de idiota escribe advertencias tan ambiguas. Si van a escribir que huyas al menos especifica de qué... > —Pensaba algo molesto mientras camina hacía al bosque.

Al llegar se detiene a unos cuantos metros del borde del bosque y trata de ver a lo lejos algún animal peligroso, una trampa o cualquier cosa. A simple vista parecía ser un bosque de abetos con árboles de unos 50 metros aproximadamente, pero de igual manera la luz del sol lograba iluminar perfectamente, la luz del amanecer generaba una hermosa vista de un bosque perfecto y seguro...

Pero solo lograba ponerlo aún más nervioso, la bella imagen que proyectaba el bosque parecía demasiado seguro en comparación con los desesperados mensajes de advertencia que leyó. Sin embargo, por la densidad del bosque no se podía ver claramente más allá de unos 60 metros.

—Posiblemente me voy a arrepentir de esto. —Exclama en voz alta.

Antes de entrar respira profundo y exhala para llenarse de confianza. Al adentrarse unos cuantos metros el lugar sigue pareciendo tan inofensivo como antes, pero su ansiedad no disminuía. Mientras caminaba decide quitarse la camisa y le hace un nudo, para tener una pequeña bolsa improvisada y poder cargar un par de ramas y piedras que juntaba del suelo.

En el momento que se quita la camisa ve su pecho desnudo por primera vez y recibe una sorpresa que no esperaba.

< ¡¿No tengo pezones?! Pero qué diablos... > Pasa su mano sobre sus pectorales.

—Se siente raro... — Dice en voz alta, aún indeciso de cómo debería sentirse al respecto.

La paranoia y los nervios no lo dejaban tranquilo, con cada acción que hacía volteaba a ver a todas las direcciones alarmado, sus manos temblaban de forma involuntaria. Luego de avanzar más de unos 80 metros y no encontrar nada más que ramas y unas cuantas piedras, decide regresar por dónde vino y a medio camino gira a su derecha y continúa avanzando en línea recta para explorar la zona sin alejarse mucho de la salida del bosque.

Empezando a perder la esperanza de encontrar algún alimento, ve a lo lejos unos cuantos arbustos. Con tranquilidad y de forma lenta, se acerca a los arbustos que se encontraban a varios metros a su derecha. Al llegar revisa primero a su alrededor para asegurarse de que no apareciera nada de repente, revisando la planta logra encontrar unos cuantos arándanos. Aunque no eran muchos, la alegría de haber encontrado un poco de alimento era bastante grande. Con precaución muerde la mitad de un arándano para verificar si no eran venenosos.

< La gran mayoría de bayas ácidas o amargas resultan ser venenosas. Tengo que asegurarme primero…. Dulce. >

Luego de verificar si era un fruto comestible, recoge todos los arándanos del arbusto y busca si hay algunos en el suelo que aún se puedan comer. Decide guardar la mitad de los arándanos para después y mientras comía la otra mitad para recuperar energías.

< Normalmente debería ser capaz de sobrevivir varias semanas sin comer, pero no duraré más de un par de días sin agua... Aunque eso está basado en humanos... no tengo idea si sigo siendo uno de ellos.>

Las dudas de su identidad continuaban mientras miraba detenidamente su mano de color azul.

—Luego me enfocaré en mi crisis de identidad, justo ahora necesito encontrar una fuente de agua potable.

Adentrándose aún más en el bosque, avanza en busca de un río o un manantial. Minutos después de seguir caminando en línea recta, en dirección opuesta a la pradera dónde despertó, percibe un extraño aroma. El fuerte olor era prácticamente inconfundible, era leña quemándose.

< ¿Fuego?... ¿Una fogata?... ¿Habrá personas adelante?... >

Con cuidado avanzaba a dónde el olor del fuego provenía. Caminando, haciendo el menor ruido posible, luego de avanzar unos cuantos metros se detiene de repente debido a un singular pensamiento que se cruzó por su mente.

< Espera... Si enserio hay alguien más en este lugar, ¿Qué rayos les voy a decir? ¿Cómo demonios explico este aspecto tan extraño? Si los asusto podría perder mi única oportunidad de obtener ayuda o información. >

Paralizado por la paranoia trata de averiguar cuál sería la reacción que tendría cualquiera, cómo podría evitar un malentendido. Su propia mente se vuelve un completo caos pensando en diversos escenarios uno tras otro, en el que la mayoría no termina muy bien para sí mismo.

< ¿Enserio es seguro ir? Podrían correr apenas me vean... Incluso podrían tratar de matarme... Esas personas también podrían haberse vuelto cosas extrañas. ¿Siquiera serán personas? El olor a madera quemada puede provenir de un incendio que está iniciando. >

Dando media vuelta estaba a punto de irse por dónde vino para evitarse un problema, pero luego de dar un solo paso en la dirección contraria se detiene por la simple posibilidad que sea al menos una sola persona haciendo una hoguera y que tenga la más mínima información de dónde esta o qué fue lo que pasó...

Lleno de rabia golpea uno de los árboles que tenía alrededor. La extraña y confusa situación en la que estaba involucrado le impedían ignorar cualquier posibilidad que existiera sobre respuestas o ayuda, incluso aunque fueran bastante peligrosas, no se podía darse el lujo de dejar pasar cualquier oportunidad. Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href="https://www.webnovel.com/book/%5Bcontinuar%5D_16185352905115105/%5B-antiguo-nuevo-%5D_43493475244624011">www.webnovel.com/book/%5Bcontinuar%5D_16185352905115105/%5B-antiguo-nuevo-%5D_43493475244624011</a> for visiting.

< Espero que la ropa sea suficiente para demostrar que también soy una persona... >

Pese a las dudas que había en su mente, continúa avanzando en dirección al origen del humo. Acelerando ligeramente el paso logra llegar al lugar dónde provenía el olor a madera quemada y el panorama no podría ser más atroz y alarmante.

—¡Mierda!

Era un pequeño campamento... completamente destrozado. El fuego estaba apagado y solo había carbón, grandes salpicaduras de sangre manchaban la corteza de los árboles, el césped y la tierra, prendas de ropa desgarradas estaban dispersas por todas partes.

Sintiendo un pequeño malestar en el pecho al ver tal escena logra mantener la calma y decide acercarse para investigar un poco la masacre que ocurrió.

Toca con la punta del dedo mojado con saliva la madera quemada para saber si aún seguía caliente y reúne todos los diversos tipos de tela que había en el lugar, con suerte le daría una idea de la cantidad de personas que estuvieron aquí. Mientras examinaba el lugar, las advertencias escritas en el árbol no paraban de repetirse una y otra vez en su mente.

Concentrado en sus asuntos al cabo unos momentos escucha un leve crujido a pocos metros detrás de su espalda. Al instante se detiene, no tenía forma de confirmarlo, pero tenía el presentimiento de que quien ocasiono esta matanza, persona o no, estaba justo detrás suyo yo.

Se coloca de pie lentamente sin mirar atrás, al levantarse deja caer todo lo que había en la bolsa improvisada que creó, y solo sujetaba la camisa holgada en su mano derecha. Sin pensarlo dos veces empezó a correr por su vida.

Corriendo desesperadamente esquivando los árboles que se le atravesaban en el camino y saltando las irregularidades del terreno, podía escuchar como algo se acercaba rápidamente y empezaba a alcanzarlo. Escapando hacía dónde se encontraba la enorme pradera, pera la bestia se estaba acercando, pensando rápido ve que no logrará escapar y decide enrollar su camisa en su antebrazo.

Con un repentino giro se detiene para enfrentar a la bestia de frente. Al girar no logra encontrar a su perseguidor al instante, moviendo la mirada de un lado a otro trata de localizar de dónde provienen las pisadas que lo perseguían, pero antes de que pudiera localizarlo, la bestia ya se encontraba a su izquierda a unos 7 metros de distancia.

Dando un largo salto la bestia logra situarse sobre él derribándole sin mucho esfuerzo. Justo antes de que la cosa saltará sobre él, logra ver una mancha a su izquierda y por reflejo movió su brazo derecho para protegerse.

Desde su perspectiva lo estaba atacando algún tipo de tigre o puma, solo le prestó atención al hocico lleno de colmillos y las garras que lo atacaban, saber que lo estaba atacando era lo último que cruzaba por su mente. De espaldas contra el suelo trataba de defenderse de su agresor, envolver su brazo terminó resultando su antebrazo estaba prensado entre sus dientes. Ya que la camisa no era muy gruesa sus colmillos lograron perforar su piel levemente y con su mano izquierda trataba de empujar su garganta para alejarlo mientras sus garras se lo aruñaban en los brazos y abdomen.

La bestia empezaba a aplicar mayor fuerza en su mandíbula y en un ataque de irá y desesperación, golpea a su depredador justo en la garganta con su puño izquierdo. Sin detenerse le da una avalancha de golpes en la nariz y rostro hasta que lo soltó para alejarse un par da pasos.

Con la respiración agitada se levanta del suelo mientras su brazo derecho sangraba. La adrenalina del momento hacía que no sintiera dolor de su herida.

___________________________________________________________

Bien... fin del primer capítulo, podrá parecer cliché, pero soy consciente de todo lo que no se debe hacer en este tipo de historias... o este genero. Todo tiene una razón que se explicaran poco a poco.

Sean libres de comentar y votar a su gusto, seguiré trabajando en esta novela sin importar en que momento estés leyendo este capítulo así que siempre leeré los comentarios que escriban. XD


next chapter
Load failed, please RETRY

Privileged

More Privileged Chapters

Download the app and become a privileged reader today! Come take a sneak peek at our author's stockpiled chapters!

Download

Batch unlock chapters

Table of Contents

Display Options

Background

Font

Size

Chapter comments

Write a review Reading Status: C1
Fail to post. Please try again
  • Writing Quality
  • Stability of Updates
  • Story Development
  • Character Design
  • World Background

The total score 0.0

Review posted successfully! Read more reviews
Send Gifts
Gifted
Thank you for your generous gift.

Cost Coin to skip ad

You can get it from the following sources

  1. 1. Daily check-in
  2. 2. Invite friends invite now >
  3. 3. Vote for new stories Vote >
learn more >
Report inappropriate content
error Tip

Report abuse

Paragraph comments

login
Report inappropriate content
error Tip

This's an experimental test for reading assistance in case.

We highly recommend you to enjoy the beauty of the original words.