Download App
0.71% No leer
No leer No leer original

No leer

Author: Hector_Angel

© WebNovel

CAPÍTULO 1: Una nueva vida

Hace miles de años, un guerrero legendario llamado "Izuke", derrotó a los demonios que vivían en la tierra, y desde entonces, la tierra vivió en paz por miles de años.

Según la historia que se cuenta en los libros, solo se sabe que un guerrero llamado "Izuke" los derrotó, pero nada más se sabe eso, no se sabe de dónde vino o si tuvo familia.

Según las leyendas, antes de que los demonios fueran derrotados, alguien pudo usar el "muro celestial" y logró invocar a su familiar.

Las leyendas dicen que los familiares que sean invocados por medio del muro celestial, serán los hechiceros más poderosos del mundo.

Las teorías dicen que Izuke era el familiar, otros consideran este hecho como una mentira, pues en los libros dicen que el familiar invocado no era Izuke, aunque ambos poseían un enorme poder mágico muy parecido.

Han pasado miles de años desde que el familiar fue invocado por medio del muro celestial, y hasta ahora, nadie ha sido capaz de invocar a un familiar usando el muro celestial... Bueno, hasta ahora.

La dolorosa vida de Ángel.

CAPÍTULO 1

¿Cuál es mi nombre? Me llamo Ángel. ¿Cuántos años tengo? Tengo más de lo que aparento. ¿Tengo alguna meta o sueño? Realmente no. ¿Alguna vez imaginé que terminaría en otro mundo? ¡Por supuesto que no!

Estoy parado frente a miles de demonios y sostengo dos espadas con mis manos.

—Mierda, esto será complicado.- Pienso nervioso.

Sí, ese soy yo. Ese chico con el cabello negro y algo largo, soy yo. Estoy parado frente a miles de demonios mientras me preparo para pelear contra ellos. Supongo que se preguntarán el por qué estoy en esta situación... Bueno, lo mejor sería comenzar desde el principio.

-Años antes-

Las clases en el colegio ya han terminado. Hoy por fin le he dicho a la chica que me gusta lo que siento por ella, y estoy parado frente a ella, esperando una respuesta, siendo optimista ante esta situación.

—Lo siento, tú no me gustas.- Fue lo que respondió enseguida, sin pensarlo ni un poco, reduciendo mi optimismo de forma crítica.

—Oh... No importa, adiós.- Dije de forma despreocupada y sonriente.

Me alejo de ella caminando rápidamente.

A decir verdad, sí importa. Cuando dijo eso, me quedé paralizado por unos segundos, no es lo que esperaba, realmente le aposté todo a que esto saldría bien, pero ahora lo mejor será retirarme.

—Solo me rechazaron, no debo deprimirme por algo como eso, solo debo seguir adelante sin mirar atrás... Adelante, hacia esa extraña esfera blanca... ¿Esfera blanca?

Una esfera blanca del tamaño de una manzana está frente a mí.

¿Una esfera blanca? Se ve muy raro. Es demasiado raro. Tengo un sentimiento de nostalgia y no sé por qué.

—¿Eh?

Hay una esfera blanca flotando de una manera muy rara en la calle. Esto es demasiado raro.

—¿Qué es eso?- Me pregunto a mi mismo confundido, mientras me voy acercando más a ella para saciar mi curiosidad.

La observo un poco y de mi mente comienzan a salir algunas preguntas. Es demasiado extraño. ¿Cómo está flotando esta cosa?

La toco con el dedo índice de mi mano derecha y mi dedo la atraviesa. Se siente muy suave, pero raro al mismo tiempo.

—Se siente muy raro...

Cuando dije eso, siento como si la esfera blanca estuviera jalando mi dedo.

—¿Eh?

¿Parece estar creciendo? Sí, lo está, y está devorando mi brazo. No puedo safarme. Intento huir, pero no lo logro, esta cosa me jala con demasiada fuerza. Solo me queda pedir algo de ayuda.

—¡¡Ayuda!!- Grito asustado.

Veo a las personas (en su mayoría, estudiantes) que hay a mi alrededor. Las personas no se mueven nada. Es como si el tiempo se hubiera detenido.

—¡¡¿Eh?!!

Después de unos momentos de desesperación, soy tragado por completo por la esfera blanca

No puedo ver nada... ¿Este es mi final? ¿De esta forma voy a morir?

—¡¡¿Qué es esta cosa?!!- Grito preocupado.

La esfera blanca desaparece de la nada y caigo al suelo después de ser liberado... Pero lamentablemente, mi sorpresa no termina ahí.

—Eso dolió.

Me levanto. Aturdido y algo confundido, comienzo a sentir que me observan. Volteo a ver a mi alrededor y veo a muchas personas, estudiantes tal vez. Tienen uniformes algo raros, usan una camisa blanca con una estrella verde como logo, y sus faldas y pantalones son de color verde. Parecen de la misma edad que yo. Aunque algo de ellos me llama mucho la atención, el cabello de los estudiantes son de colores, algunos tienen el cabello rojo, otros rosa, y algunos pocos de color azul, entre otros colores.

—¿Eh? Esto es muy raro.

Perdí mi sentido de ubicación al mirar a mi alrededor.

Hay muchos árboles por aquí y un enorme e impresionante muro lleno de símbolos extraños que no puedo entender.

De una cosa estoy seguro, no estoy en la ciudad.

—¿En dónde estoy?

Siento un fuerte dolor en la espalda, alguien me ha pateado y de nuevo estoy mordiendo el polvo.

A pesar de la situación, alguien aqu�� parece estar fuera de lugar, incluso los que me observan parecen confundidos. Esta persona en particular, esta que acaba de golpearme, se ve muy contenta, celebrando sin caudal alguno.

—¡Lo Logré! ¡En tu cara, Liz!

Se acerca a mí emocionada, me levanta y comienza a sacudirme de la emoción

—¡Lo hice, realmente lo hice!- Dice con un tono de alegría.

¿Acaso piensa que soy un juguete? Aunque observándola un poco, esta chica es realmente hermosa, con unos bellos ojos color cafés, una larga cabellera blanca muy bonita, y un tono de piel blanca rosada.

—¡Miren! ¡Invoqué a mi familiar usando el muro celestial!

Me presume, o más bien, ¿presume su habilidad?

¿Familiar? ¿A que se refiere con eso?

—¿Familiar?- Pregunto confundido.

—¡Asombroso!

Se escucha la voz anciana de un viejo por detrás de la multitud.

Los alumnos abren paso y un anciano se acerca a mí a contemplarme cuidadosamente, y unos momentos después, su rostro se ilumina de felicidad. Este anciano es raro, usa un sombrero muy raro que tapa su calva, el sombrero tiene una extraña figura de un conejo sonriente sobre el sombrero.

—¡Increíble!- Exclama el anciano sorprendido.

Lo veo confundido y nervioso. No tengo ni idea de lo que está pasando.

—Nadie ha sido capaz de usar el muro celestial en miles de años. ¡Felicidades, Sonia!- Dice el anciano mientras felicitaba a la chica que, al parecer, se llama "Sonia".

—¡Gracias, profesor Bell!- Le dijo al anciano.

Esto se está poniendo más incómodo. La multitud sigue viéndome mucho, incluso más extraño, siento algo de miedo con todas esas miradas.

Lo mejor será retirarme.

—C-creo que mejor me voy.

Safandome de toda responsabilidad, me puse en marcha... O eso creí. Antes de poder alejarme, Sonia sujeta mi camisa con su mano derecha.

—¿A dónde vas? Ahora me perteneces.- Dice muy segura de sí misma con una sonrisa de oreja a oreja, que solo reflejaba maldad en ella. Una sonrisa diabólica, que me da mucho miedo.

—¡Yo no le pertenezco a nadie!

Quito su mano de mi camisa y empiezo a correr.

—¡¡Detente!!- Grita enojada.

Sonia empieza a correr y rápidamente soy alcanzado por Sonia. Es muy rápida. Me empuja fuertemente y caigo al suelo boca abajo. Antes de poder hacer algo, se sienta en mi espalda.

—Debe terminar con el ritual.- Dijo el profesor Bell mientras se acerca a nosotros.

—¡Ya lo sé!

Sonia me da la vuelta y la veo a los ojos con miedo.

—¡¿Qué haces?!

—Estoy terminando el ritual.

Sonia saca una navaja de su bolsillo. Ver eso me hizo pensar que Sonia me quiere asesinar.

—¡¿Eh?!

—¡Cállate!

Se hace una pequeña herida en el dedo pulgar.

—Yo, Sonia Churs, por medio de este ritual, te convierto en mi familiar.

Abre mi boca y unas gotas de su sangre entran en mi boca.

—Listo.

Se levanta y se aleja de mí. Me siento muy asqueado en este momento.

—¡Qué asco!

Me levanto y empiezo a escupir. ¡Todo esto es bastante raro!

—¡¿Por qué hiciste eso?!

De la nada, empiezo a sentir que me estoy quemando el pecho. Es un dolor insoportable.

—¡¡Ahhh!!- Grito del dolor.

Me quito la camisa y veo como una marca con forma de estrella aparece en mi pecho. El dolor se va, pero la marca no desaparece.

¡¿Que demonios acaba de pasar?!

—¡¿Qué demonios está pasando?!

Sonia me jala de la oreja izquierda y empieza a caminar. A esta chica realmente le gusta tratarme mal.

—¡Debemos irnos!

—S-suéltame, puedo caminar solo.- Digo nervioso.

Sonia me deja de jalar de la oreja y me pongo la camisa.

Mientras me pongo la camisa, pienso: "Creo que me desmayé cuando Dana me rechazó, así que este debe ser un sueño... Debo despertar". Esto parece muy real, pero también es bastante raro, así que la probabilidad de que sea un sueño me parece muy posible. ¿Cómo despierto de un sueño? Fácil, provocándome dolor.

—Me encantaría ir contigo, pero debo despertar de este sueño.

Me empiezo a golpear en la cara con mis puños. Siento los golpes, pero no despierto. Esto no parece ser un sueño.

—¡¡Deja de hacer eso, te lo ordeno!!- Grita Sonia mientras me mira muy enojada.

—¡¡Debo despertar de este sueño!!- Grito asustado mientras me golpeo.

Me sigo golpeando hasta que siento un gran dolor en mi corazón. Siento como si mi corazón fuera a explotar. Siento mucho dolor.

—¡¡Ahhhhh!!- Grito, pues el dolor es realmente muy doloroso.

Dejo de golpearme y me arrodillo mientras intento recuperar el aliento. Estoy muy agitado.

—Eso te pasará cada vez que no me hagas caso. Vámonos.

¿Eh? Si no hago lo que ella dice, ¿voy a sentir dolor?

Me levanto muy confundido y asustado.

—¡¿Q-qué fue eso?!- Digo temblando de miedo.

—Los familiares que no obedezcan las órdenes de sus amos, sentirán dolor en su corazón hasta que obedezcan.

¿Amos? ¿Familiares? ¡No comprendo nada!

—¡¿En dónde estoy?!

Saco mi teléfono mientras tiemblo de miedo y Sonia observa mi teléfono con mucha curiosidad.

—¿Qué es eso?

Intento llamarle a mi madre, pero no tengo señal.

—¡Demonios!- Digo quejándome.

Sonia me quita el teléfono y lo observa con curiosidad.

—¿Qué es esto?

—¡Dámelo!

Le arrebato mi teléfono y lo guardo en mi pantalón.

Sonia me toma de la camisa y me empieza a sacudir rápidamente.

—¡¿Qué es eso?!

—Ya basta, señorita Churs, debemos irnos.- Dice el profesor Bell.

Sonia deja de sacudirme y voltea a ver al profesor Bell.

—Está bien.

Estoy muy mareado, todo a mi alrededor da vueltas.

—Creo que voy a vomitar.

Me jala de la camisa y empieza a caminar.

—¡Vámonos!

Observo a mi alrededor y veo varias esculturas a lado del muro. Son esculturas de animales muy raros. Este lugar es muy extraño.

—¿En dónde estoy?

Veo a los demás estudiantes y animales raros están a su lado. Ver eso me provoca más confusión que miedo.

Empiezo a caminar a lado de Sonia y le susurro.

—Disculpa, ¿en dónde estoy? ¿Por qué tengo una estrella en mi pecho? ¿Por qué me llamas familiar? ¿Por qué...?

Sonia me interrumpe con un gran grito.

—¡¡Hablas mucho, cállate!!.

Me da una patada en la entrepierna y empieza a reírse de mí.

—¡¡¿Por qué hiciste eso?!!- Grito enojado.

—¡¡Para que te calles!!- Grita enojada.

Maldita loca... Apenas te conozco, y ya te odio.

Después de caminar por unos minutos, salimos del bosque y veo algo que, al parecer, es la escuela. Es una enorme escuela y hay tres enormes edificios, el de la izquierda tiene cinco pisos, el del medio tiene tres pisos, y el de la derecha tiene cinco pisos. Está rodeada por un gran muro casi por completo, solo en una pequeña parte no tiene muro, que supongo, es la entrada.

—Regresen a sus habitaciones, terminamos con las clases de hoy.

Sonia me jala de la camisa y empieza a caminar.

—Vamos, tienes mucho qué hacer.

¿Yo?

—¿Tengo?- Digo confundido.

—Sí, ahora eres mi familiar, harás lo que yo te diga.

Familiar debe significar otra cosa en este lugar.

—Supongo que la palabra "familiar" tiene otro significado en este lugar... ¿Qué es un familiar?

—Un familiar es un ser con poderes mágicos, que hace lo que su amo le diga que haga.

Me pongo nervioso y dejo de caminar. ¿Poderes mágicos? ¿Poderes mágicos reales? ¿Eso es posible?

—¿P-poderes mágicos?

—Sí.- Dice con una expresión seria.

—¡Yo no tengo poderes mágicos!- Digo asustado.

Mierda, mierda, mierda, mierda... ¡Esto es raro!

—Te invoqué usando el muro celestial, debes ser un ser con poderes mágicos increíbles.

Suspiro e intento tranquilizarme... Debo dialogar tranquilamente con ella.

—Escucha, tengo 16 años y soy un humano normal. No tengo poderes mágicos.

—No te creo. Sigue caminando.

Veo a mi alrededor. Este lugar no parece ser México, se ve más limpio. El aire huele muy bien y no escucho el ruido de los autos, es un lugar tranquilo.

—¿Sigo en México?

—¿México? ¿Qué es México?

Me confundo un poco. ¿Realmente no sabe qué es México?

—A-así se llama el país en dónde vivo.

—¿México?

Piensa por unos segundos. Está intentando recordar algo.

—No, no conozco ese país.

¿No conoce México? México es conocido prácticamente en todo el mundo.

—¿Eh? ¿En dónde estamos?

—Estamos en el país llamado: "Zouler".

...

¿Que?

...

¡¿Que?!

No conozco ese país... ¡¿Existe un país llamado así?

—¿Z-Zouler? Nunca oí hablar de él... Esto se está poniendo cada vez más raro.

Veo una carreta en la escuela. Es una carreta de las que se usaban antes de que se inventaran los autos.

—¿Una carreta?

Se me sale una pequeña risa.

—¿En qué año estamos?- Digo bromeando.

—En 1534.

—¿Eh?

Hay un silencio incómodo y me pongo más nervioso que antes. ¿1534? ¿Viajé en el tiempo?

—¡¡¿1534?!!- Grito sorprendido.

—¿Por qué te sorprendes?

Ella no está bromeando... ¡¿Qué está pasando?!

—¡¡Yo vengo del año 2019!!

Sonia me sonríe con una sonrisa normal.

—Eso te hace un familiar aún más especial. Sígueme.

Me jala de la camisa y entramos a la escuela.

—¿Qué es este lugar?- Digo mientras observo la escuela asombrado.

—La escuela de magia "Estrella verde". La mejor escuela de magia del país.

¿Magia? ¡¿Una escuela de magia?! Suena genial, pero me da miedo.

—¡¡¿Magia?!! ¡¡¿Sabes usar magia?!!- Grito sorprendido y asustado.

—Claro.

Me alejo temblando poco a poco.

—E-esto... E-esto... ¡¡Esto es raro!!

Intento escapar de nuevo. ¿Magia? Eso podría explicar a los animales raros que vi antes. Eso podría explicar el por qué fui invocado.

—¡¡Regresa, te lo ordeno!!- Grita enojada.

Sigo corriendo y siento un gran dolor en mi corazón. Me arrodillo y empiezo a quejarme del dolor.

—¡¡Dejará de doler si vienes conmigo!!

Mierda, no tengo otra opción.

Regreso con Sonia y el dolor se va.

—Debes hacer lo que yo te diga a partir de ahora. Me perteneces.- Dice mientras me observa con asco.

No es justo... Soy un ser humano libre... No quiero ser un esclavo.

—¡¿Por qué?!

—Porque soy tu ama.

No es justo... Esto no es justo.

Me jala de la oreja.

—Vamos.

Me rindo, no puedo huir.

—Supongo que no tengo otra opción.- Digo con un tono triste.

Bajo la mirada y suspiro.

—Esto es realmente raro.

-Oficina del director-

El profesor Bell se reúne con un hombre de unos 25 o 30 años. El hombre tiene una barba negra de candado y tiene el cabello negro. Usa una camisa verde y unos pantalones verdes. Parece muy fuerte por su musculoso cuerpo.

—Sonia Churs fue capaz de usar el muro celestial. Es realmente sorprendente.- Dice el director.

—Pero su familiar parece ser un simple ser humano.

—No lo es. Según las leyendas, los familiares que sean invocados por medio del muro celestial, serán los hechiceros más poderosos que hayan existido.

—¿Debemos informar esto al rey?

—Claro que sí.

-Habitación de Sonia-

La habitación de Sonia es un lugar muy desordenado, la cama no está tendida, hay libros y restos de comida en el piso, y su ropa sucia está en todas partes. Es un lugar muy asqueroso.

Sonia y yo estamos discutiendo. Ella es muy hermosa, pero realmente es insoportable.

—¡Limpia toda la habitación, rápido!- Dice enojada.

Maldita floja. No quiero ser tu esclavo.

—¡Es tu habitación, debes limpiarlo tú!- Digo enojado.

—¡Soy tu ama, debes hacer lo que yo te diga!

—¡No quiero!

—¡Te lo ordeno!

Cierro los puños con furia... Mierda, debo hacerlo.

—¡Está bien, lo haré, no quiero sentir más dolor!

—¡Iré a comer, espero que esté limpio cuando llegue!

Siento un poco de curiosidad por la comida de éste lugar. Comienzo a imaginar los diferentes tipos de comida que podría haber en este lugar, como por ejemplo, ojos de monstruos, hadas fritas o carne de Minotauro.

—¿Habrá comida diferente en este lugar? ¿Sabrá bien?- Pienso mientras me imagino las posibles comidas que puede haber.

Me da un poco de asco pensar que me puedan servir comida rara, pero realmente siento mucha curiosidad.

—¿Me puedes traer algo de comida? Te lo agradecería.

—Tal vez lo haga.- Dice mientras se aleja de mí.

Sonia sale de la habitación y saco mi teléfono. Aún sigue sin señal.

—Sigo sin señal.

Me doy un pequeño golpe en la cabeza. Me acabo de dar cuenta de la tontería que dije.

—Es el año 1534, obviamente no hay señal.

Paso unos minutos reflexionando y llegué a una conclusión.

—¿Estoy en otro mundo...? ¿Estoy en un mundo alterno...? Como en los animes isekai... ¿Realmente estoy en otro mundo...? Que yo sepa, nunca ha existido un país llamado Zouler en mi mundo. No creo que haya viajado en el tiempo, porque en mi mundo... ¡no existe la magia!

Tomo una escoba y me pongo a limpiar.

—Creo que me quedaré un tiempo aquí... ¡Demonios!

-Comedor de la escuela-

Sonia está sentada en una mesa, disfrutando la atención que le dan.

Decenas de estudiantes rodean a Sonia y la felicitan por su gran logro.

—¡Eres increíble, Sonia!

—¡Lograste invocar a tu familiar usando el muro celestial!

—Eso no es nada, no se deben de emocionar tanto.- Dice con un tono presumido.

Sonia parece estar disfrutando ser admirada.

—¡Yo solo invoqué un sapo!

—¡Y tu familiar es un humano, eso nunca había pasado en esta escuela!

—¡Eres increíble!

—Gracias, gracias.- Dice sonriendo, claramente se nota que disfruta ser el centro de atención.

-30 minutos después-

Termino de limpiar la habitación y me limpio el sudor de la frente. La habitación está impecable.

—Terminé.

Tiro la escoba al suelo.

Me acuesto en la cama y suspiro.

—¿Cómo volveré? ¿Por qué estoy aquí...? ¿Por qué yo...? ¿Por qué yo terminé en este mundo?- Digo mientras unas lágrimas salen de mis ojos... Extraño a mi madre.

¿Acaso fui el único idiota que tocó esa esfera? Me arrepiento de eso.

Pasan unos minutos y Sonia entra en la habitación, acompañada de su amigable y siempre dulce actitud.

—¡¿Terminaste?!- Dice con un tono de furia.

—Sí, terminé, Sonia.

—¡Baja de mi cama!

Maldita loca. Al menos dame las gracias.

Me levanto de la cama y bostezo.

—¿En dónde dormiré?

—En el suelo.- Lo dice con una sonrisa diabólica.

Sonrío y río sarcásticamente.

—Jaja, ya, en serio. ¿En dónde dormiré?

—¡En el suelo!- Lo dice señalando el suelo mientras me observa con esa maldita sonrisa.

—¿En serio?

—¡Sí!- Dice enojada.

Suspiro y acepto... Te odio. No seré el típico protagonista que se enamora de su ama. Cuando tenga la oportunidad de irme, inmediatamente me iré.

—Está bien.

Me acuesto en el suelo y Sonia me da una patada en el estómago, que me saca el aire.

—¡Pero aquí no, dormirás en el suelo, pero afuera de mi habitación!

—¡¿Por qué afuera?!

—¡Porque te lo...!

La interrumpo, ya sé lo que dirá.

—Ya sé. "Porque te lo ordeno"... Está bien.

Veo que Sonia no tiene nada de comida con ella.

— ¿Me trajiste algo de comer?

—No, se me olvidó. Mañana comes.- Dice mientras me observa con una expresión de enojo.

Eso es bastante cruel, pero supongo que no puedo hacer nada al respecto.

—Sí... Está bien.- Lo digo con la cabeza abajo.

Salgo de la habitación y Sonia cierra la puerta con fuerza.

—Mierda...

Me acuesto en el suelo.

—Esto no es justo, tengo que hacer lo que ella dice, porque si no lo hago, me empieza a doler el corazón... No es justo, yo no pedí ser su familiar... Fue mi culpa por tocar la esfera blanca.- Pienso mientras intento no llorar.

Me pongo el brazo derecho sobre mi cara y respiro profundamente.

—¿Por qué estoy en este lugar? ¿Por qué yo?

Intento dormir, pero el suelo es muy incómodo. El suelo está hecho de madera y es muy incómodo dormir así.

—Quiero regresar.

—Disculpa, ¿estás bien?

Escucho una dulce voz. Abro los ojos y veo a una estudiante con lentes negros, y el cabello azul y corto. Ella me observa con curiosidad.

—Incluso el cabello es diferente en este mundo.

—¿Este mundo?

Me levanto del suelo.

—Sí, yo vengo de otro mundo, en donde la magia no existe, pero ahora estoy atrapado en este mundo porque Sonia me invocó.

La chica se acerca demasiado a mí y me mira a los ojos muy emocionada.

—¡Increíble! ¡¿Puedes contarme más?!

Me sonrojo y desvío la mirada. Ella es muy linda.

—S-sí, no hay problema.

Me gruñen las tripas y me sonrojo aún más. Tengo mucha hambre.

—L-lo siento.

—¿Tienes hambre?

—Un poco, Sonia no me dio comida.

—Vamos al comedor, te compraré algo de comida.

¿Qué es lo que veo? ¿Un hermoso ángel?

—¡¿En serio?!- Digo mientras la observo emocionado.

—Sí.

—¡Gracias!

—A cambio, me tendrás que decir cómo es tu mundo.

—¡Claro!

(Nota del autor: Me di cuenta de varios errores narrativos en mi novela, así que la escribí de nuevo y borré la novela anterior)


Load failed, please RETRY

Weekly Power Status

Rank -- Power Ranking
Stone -- Power stone

Batch unlock chapters

Table of Contents

Display Options

Background

Font

Size

Chapter comments

Write a review Reading Status: C1
Fail to post. Please try again
  • Writing Quality
  • Stability of Updates
  • Story Development
  • Character Design
  • World Background

The total score 0.0

Review posted successfully! Read more reviews
Vote with Power Stone
Rank NO.-- Power Ranking
Stone -- Power Stone
Report inappropriate content
error Tip

Report abuse

Paragraph comments

Login